La FIFA es el campo de juego de los corruptos

Por décadas he vivido y respirado el fútbol todos los días. Es mi pasión. Estoy profundamente orgulloso de mi carrera y del maravilloso apoyo que he tenido de los hinchas en Argentina y en el resto del mundo, así como de amigos y colegas en el campo de juego. Es por eso que hoy escribo esto.

Argentina football legend Diego Maradona speaks on the second day of the SoccerEx Asian Forum conference in Southern Shuneh, Jordan, Monday, May 4, 2015. (AP Photo/Raad Adayleh)

Argentina football legend Diego Maradona speaks on the second day of the SoccerEx Asian Forum conference in Southern Shuneh, Jordan, Monday, May 4, 2015. (AP Photo/Raad Adayleh)

En las últimas décadas, el fútbol ha cambiado, y no para mejor. Antes era una deporte del que podías sentirte orgulloso, un deporte que unía al mundo. Pero la FIFA, la autoridad mundial del fútbol, lo ha cambiado por un campo de juego para los corruptos.

La mayoría de los hinchas pueden anticipar lo que estoy por decir: bajo el mando de Sepp Blatter, la FIFA se a convertido en una desgracia y en una dolorosa vergüenza para todos a los que el fútbol nos preocupa profundamente.

Cuando hablo con gente del fútbol en estos días, inevitablemente la conversación es acerca de las elecciones en la FIFA. Pese a que casi no encuentro a nadie que apoye abiertamente a Blatter, muchos piensan que va a ser elegido para un quinto mandato. ¿Por qué? El solo hecho de pensar en un quinto mandato de Blatter es un absurdo en 2015, algo que no es aceptado en países democráticos. Ni tampoco es algo que pueda ocurrir en las Naciones Unidas ni en la mayoría de organismos internacionales.

Pero de algún modo, eso sí es aceptable en la FIFA. Tenemos un dictador de por vida.

Yo llamo a Blatter el “hombre de hielo” porque carece de la inspiración y la pasión que hay en el corazón del fútbol. Si esa es la cara del fútbol internacional, estamos en un muy mal lugar.

El fútbol es un mundo muy intenso, lleno de conflictos y siempre ha tenido sus problemas. Pero el líder de la FIFA no debería ser uno de ellos.

Los medios están llenos de historias de escándalos que han rodeado a Blatter por más de una década. Son tantos casos que es casi aburrido tener que repetirlos otra vez.

¿Quién se sorprendería por un nuevo caso de intrigas y robos en la FIFA, de otra acusación de sobornos?

Cuando pregunto a la gente por qué creen que Blatter conseguirá ser reelecto otra vez, la respuesta es siempre la misma: él se ha ganado el apoyo por años de clientelismo no ético, por favores y por entregas de dinero.

Nadie me ha dicho que él es el mejor hombre para ese puesto y que merece ganar. Ellos lo “veneran” por mantenerse un paso adelante que los investigadores (sean auditores o del FBI) e ignoran cómo es posible que las finanzas de la FIFA sean un caos tal que tienen pérdidas de USD 100 millones de dólares solo en el ILS, la empresa de marketing suiza ligada a la FIFA.

Hay una admiración hacia Blatter muy parecida a la que se tenía por los viejos jefes de la Mafia que habían sido capaces de mantenerse fuera de la cárcel.

La historia política de Blatter es la promoción de las divisiones y el ocultamiento de los fracasos.

Hace poco el se sumó a una campaña para enfrentar el racismo en el fútbol y para promover a las mujeres en el deporte. Eso me hizo reír. Mi pregunta es: “Sepp, ¿qué estuviste haciendo en tus últimos cuatro mandatos?”.

Todos conocemos la respuesta: estuvo rodeándose de bandidos que llenaron sus bolsillos a costa del deporte. Si fuera un hombre honesto, seguramente no habría tenido que gastar la mitad de su mandato bloqueando investigaciones externas sobre las cuentas de la FIFA.

¿Por qué está este sórdido hombre de 79 años buscando un quinto mandato en la FIFA? Sus compinches se han robado todo excepto los muebles de su oficina y el dice que no sabe nada. Tal vez lo podríamos llamar San Seep el Inocente.

Si el liderazgo importa, entonces ninguna asociación nacional de fútbol podría, en conciencia, apoyar a Blatter por un quinto mandato. Es un incompetente. Cuando estás hasta las cejas por las masivas pérdidas financieras y los sobornos, pero no te has enterado de nada, es que eres un tonto o un ladrón.

Todas estas investigaciones sobre la corrupción están desangrando a la FIFA y el fútbol internacional se ahoga en un mar de desidia. Pocos deportes en la historia han tenido tan mala prensa como la que ha sufrido el fútbol en los años recientes y mucho de ese daño se lo debemos a Blatter.

Patrocinadores claves como Continental, Castrol y Johnson & Johnson se están yendo de la FIFA. El Consejo de Europa a condenado el manejo que hizo Blatter del colapso de ISL y sus más de USD 100 millones de pérdidas. El FBI está mirando qué pasó con la oferta de EE.UU. para hacer el mundial 2022. Ha habido cientos de artículos sobre las millonarias pérdidas, la mala gestión y los sobornos.

Necesitamos un liderazgo joven y creativo para la FIFA, un tipo de liderazgo que sea inclusivo y abierto a nuevas ideas. Necesitamos una cultura del fútbol, no una mafia del fútbol.

¿Por qué aceptamos pasivamente esta corrupción? Ya es suficiente.

Queremos que nos devuelvan nuestro deporte.

Traducción libre del artículo escrito por Diego A. Maradona publicado en el diario británico The Telegraph el 24 de mayo de 2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: