Copa América 2011: el fracaso del antimaradonismo

Ya ha sido explicado en anteriores artículos que a pesar de no haber conseguido el sueño de un nuevo título mundial, Maradona sí logró mejorar lo realizado por la Selección Argentina en los cuatro mundiales previos. El 5º puesto de Sudáfrica, a pesar del sabor amargo que dejó el partido contra Alemania, fue también la quinta mejor posición del equipo argentino en la historia de los mundiales. Es decir, fue la mejor tarea después de los dos campeonatos (1978 y 1986) y de los dos subcampeonatos (1930 y 1990).

Uruguay, 4º en el Mundial, optó por la continuidad, lo que ayuda a comprender su éxito en la Copa América. En lugar de imitar a los hermanos uruguayos, la dirigencia de la AFA optó por dar el mando a un dócil y débil Batista. El antimaradonismo festejó la llegada de Batista con argumentos tales como: “conoce a los jugadores desde los Juegos Olímpicos de 2008”, “sabe a lo que quiere jugar”, “va a saber aprovechar a Messi”, etc.

La injusta fobia antimaradonista hizo pasar por alto las convocatorias de Batista (para igual número de partidos convocó más jugadores que Maradona, quien era duramente criticado por el “elevado” número de jugadores llamados), los flojos resultados que se iban consiguiendo (ver tabla en un artículo anterior, donde se muestra que el equipo bajo las órdenes de Maradona era más efectivo) y, en particular, la estupidez de “querer jugar como el Barcelona”. Sólo la soberbia que llevamos los argentinos en la sangre puede hacer creer como posible imitar un juego que se ha fraguado en décadas, que ha contado con la convivencia de los jugadores desde la más temprana adolescencia y, además, con la enorme suerte de un grupo de talentos individuales difícilmente repetible.

La Copa América era el test fundamental, pues era la primera vez que la Selección de Batista jugaría “por los puntos”, con el factor adicional de hacerlo de local. Para esa cita, Batista construyó su equipo tal cual lo pedían los “fóbicos antimaradonistas”. Pobló el medio del campo con Nº 5 y contó con casi todos los jugadores que Maradona había dejado fuera del Mundial (las ausencias de Zanetti, Cambiasso, Gago, Zabaleta, Gabriel Milito, Lavezzi y Carrizo eran expresamente mencionadas como “errores” de Maradona en la “Biblia antimaradonista” que es el libro LTA de Juan Carlos Pasman).

El resultado fue lamentable. En la Copa América se obtuvo apenas el 50% de los puntos en juego (3 empates, 1 triunfo), frente al 80% logrado en el mundial (4 triunfos, 1 derrota). Queda para la historia la frase “contra Costa Rica es una final”.

La Selección retrocedió en lugar de avanzar. La gente, en la tribuna, gritó “Maradona” como forma de protesta. Esto último es tal vez lo peor: al haberse cerrado en falso su ciclo en la Selección, la sombra de Maradona será un obstáculo adicional a quienquiera que sea el nuevo director técnico del equipo nacional. La responsabilidad de todo esto recae en los dirigentes de la AFA y en todos aquellos que alentaron la salida de Maradona. Saben que han cometido un grueso error. Al menos, sería bueno que lo admitieran públicamente.

Anuncios

One Response to Copa América 2011: el fracaso del antimaradonismo

  1. rafa dice:

    muy bueno el blog! aguante el diego la puta madre! gracias por las alegrias que nos diste!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: