Cenizas del Mundial 2010: A un año del no-fracaso de Sudáfrica

Recordemos el partido entre Argentina y Alemania disputado el 3 de julio de 2010 e intentemos responder: ¿qué equipo tuvo más tiempo la pelota? ¿cuál de las dos selecciones disparó más veces al arco? ¿cuál fue el equipo al que le señalaron más veces fuera de juego?

Si nos atenemos a los comentarios de “expertos” y a lo que se ha venido leyendo durante un año en medios de comunicación argentinos y de otros países, cualquiera se sentiría inclinado a responder “Alemania” para las tres preguntas anteriores. De hecho, sería lo coherente con las palabras “humillación”, “fracaso”, “desastre” que se utilizaron, entre muchas otras, para describir la participación de Argentina en el mundial y el desempeño en el partido contra los germanos en particular. Sin embargo, las estadísticas oficiales de la FIFA dicen lo contrario.

La Selección de Argentina dominó el balón el 53% del tiempo. Además, el equipo argentino disparó 20 veces (7 disparos de Messi, 3 de Tévez y 3 de Di María) frente a 18 en que lo hizo Alemania (5 tiros de Schweisteiger y otros 5 de Podolski). Mientras Argentina cayó 5 veces en fuera de juego, Alemania no lo hizo en ninguna ocasión.

¿Es posible, con esos datos en la mano, afirmar que el equipo de Maradona sufrió un “baño táctico”? Creo que no. ¿Se puede decir que el resultado del partido (4 a 0 a favor de Alemania para quien no lo recuerde) obedeció a que Maradona puso pocos hombres en el medio del campo?. Creo que tampoco, menos aún cuando las mismas estadísticas de la FIFA muestran que el mayor dominio de la pelota por parte de Argentina se produjo … precisamente en el medio del campo. De modo más específico, el mayor dominio de balón ocurrió en el centro de la franja media (donde estaba Mascherano) y a la derecha de la misma (donde jugaba Maxi Rodríguez). Durante el 28% del tiempo total de juego, Argentina dominó el balón en el centro del campo.

¿Qué pasó entonces? El gol tempranero de Müller por la mala marcación de Otamendi trastocó todos los planes. El resto se explica por 23 minutos horribles, que son los que median entre el segundo gol de Alemania (Klose), recién en el minuto 68, y el final del partido, en el 91. Tampoco los cambios dieron frutos: tras el segundo gol, Pastore (mediocampista) reemplazó a Otamendi (defensor). Con el equipo argentino volcado en ataque, en el minuto 74 se produjo el tercer gol (Friedirch), tras el cual Agüero entró por Di María. A dos minutos del final, con la Selección en una actitud de “matar o morir”, el cuarto gol (Klose) abrió una herida exagerada para lo que había sido el partido.

¿Pueden esos 23 minutos convertir el paso de Argentina por Sudáfrica en un “fracaso”? Es evidente que no. De hecho, son el único argumento que los “antimaradonistas fóbicos” tienen para criticar la tarea realizada en el Mundial por el equipo conducido por Maradona. Como si el resto de personas sufriéramos amnesia, nunca se han molestado en admitir que la Selección Argentina NUNCA antes había ganado sus cuatro primeros partidos en un mundial. Ni siquiera en 1986 con Maradona en el terreno de juego.

En el Mundial de Sudáfrica Argentina fue el mejor equipo de los tres primeros partidos, y también de los cuatro primeros. Fue el único invicto junto con Holanda, pero con mayor número de goles convertidos (10, qué casualidad) y la mayor diferencia de goles a favor (+8). La tabla del final resume los datos (hacer clic sobre la misma para verla en mayor tamaño).

Todos queríamos ganar el Mundial. El no haber conseguido ese sueño no puede hacer olvidar la realidad. Un año después, con los ánimos más calmados, Maradona debería contar con el reconocimiento mayoritario por una tarea más que aceptable que superó lo esperado por el 99% de los hinchas argentinos. El 5º puesto final, aunque no nos guste, es el mejor resultado desde 1990. Si tenemos en cuenta que Maradona fue el director técnico de la Selección que menos tiempo estuvo al frente de la misma antes de un Mundial, el mérito es aún mayor. Ojalá que, un año después, las fobias de unos y la desinformación de otros dejen paso a la verdad objetiva de los números.

 

Anuncios

One Response to Cenizas del Mundial 2010: A un año del no-fracaso de Sudáfrica

  1. […] mismo pasó tras el Argentina-Alemania. Nadie pareció advertir que la Selección de Maradona fue la que más veces disparó al arco, ni […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: