Tras 8 partidos con Batista, quitar a Maradona fue un error

La decisión de la AFA de prescindir de Diego Maradona como Director Técnico de la Selección de Argentina fue incoherente. La misma dirigencia que mantuvo en su puesto a Marcelo Bielsa aún después del fracaso del Mundial de 2002 (cuando Argentina fue eliminada en la primera rueda, lo que no ocurría desde 1962), prescindió de Maradona, que logró los mejores resultados en un mundial desde 1990 (hay un artículo anterior al respecto en este mismo blog).

Los primeros ocho partidos de la “era Batista” sugieren que, además de una incoherencia, la decisión de la AFA fue un error. Comparando los ocho primeros partidos de Maradona y Batista como DT de la Selección, no puede decirse que el equipo de éste último juegue mejor. Además, los resultados tampoco fueron mejores. En contra de Batista está el hecho de que, hasta ahora, todos sus partidos han sido amistosos (lo que permite en teoría un juego más distendido y vistoso), mientras que Maradona, ya en su tercer partido, tuvo que jugar “por los puntos”.

Tras ocho partidos, Maradona había conseguido 6 victorias y 2 derrotas, obteniendo el 75% de los puntos (teóricamente) disputados (18 de 24). Batista logró el 71% (17 de 24): 5 victorias, 2 empates, 1 derrota (ver tabla adjunta; clic sobre la misma para verla en tamaño mayor).

La diferencia de gol favorece a Batista, bajo cuya conducción el combinado argentino hizo 13 goles frente a 5 que recibió (+8 a favor). El equipo de Maradona tenía a esta misma altura una diferencia a favor de 3 goles, resultado de 14 goles a favor y 11 en contra. Esta estadística está condicionada por el (mal planificado) partido contra Bolivia, que en la altura derivó en una derrota por 1 a 6. Quitando ese partido, en 7 partidos Maradona consiguió los mismos goles a favor y en contra que Batista en 8.

A pesar de que a Maradona se le criticaba la endeblez defensiva, en cuatro de sus ocho primeros partidos como DT, la Selección acabó el partido sin goles en contra. En cambio, con Batista, eso ocurrió en tres de los primeros ocho encuentros.

Fuera de lo futbolístico, resulta tragicómico el silencio de los que “ponían el grito en el cielo” porque Maradona convocaba “demasiados” jugadores, hecho que señalaban como muestra de falta de coherencia y criterio. Pues bien: en tanto que para afrontar sus ocho primeros compromisos Maradona llamó a 54 futbolistas, para la misma tarea Batista convocó a 63 jugadores (ver tablas al final; clic sobre la misma para verla en tamaño mayor).

Si bien, en base a lo anterior, es un hecho objetivo que la “temperatura” no mejoró con el reemplazo de Maradona por Batista, es cierto que la “sensación térmica” del período analizado favorece al “Checho” gracias al resonante triunfo por 4 a 1 frente a España (aunque sin todos sus titulares). Reforzando lo anterior, entre los primeros ocho partidos que dirigió Maradona se cuenta el peor (por juego y resultado) de toda su etapa, que es el ya mencionado encuentro con Bolivia.

Ya sólo media un último partido amistoso antes de que el equipo de Bastista “juegue por los puntos” por primera verz: la Copa América. Ojalá que en esa instancia, la incoherencia y el error de la AFA no sean agravados por malos resultados.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: