Lección popular de coherencia, que evidencia la mezquindad de los “especialistas”

Maradona, estamos esperando que vuelvas.
Siempre te vamos a querer, por las alegrías que
le das al pueblo y por tu arte también.
Andrés Calamaro, “Maradona”

La gente sabe que Maradona no le metió
la mano en el plato de comida.
Diego Maradona


A pesar de no haberse logrado el objetivo de ser campeones del mundo, el regreso a casa de la Selección argentina tras la derrota se convirtió, contra todo pronóstico, en una espontánea manifestación de apoyo popular a Maradona y su equipo.

Desde antes incluso de que terminara el partido contra Alemania, el grueso de los “especialistas” retomó el discurso previo al Mundial, señalando otra vez como “errores” lo que en las breves semanas de éxito habían sido “hallazgos” (por caso, el retrasar la posición de Messi en el terreno de juego para permitir que jugaran Tévez e Higuaín juntos). A ellos se sumó el coro de “contras” que, detrás de un “nick” (siempre me pregunto si tendrán uno para cada ocasión), aguardó agazapado su momento.

Mientras unos escribían opiniones para “refundar” la Selección, “volver a la discreción” (?), reclamando un cuerpo técnico “efectivo y no afectivo” (?) y otros “exigían” la renuncia de Maradona, la “gente” salió a recibir en el aeropuerto al equipo dolido.

Algo “inexplicable”, según unos. “¿Qué celebran?”, preguntan otros. “Son sólo unos ignorantes”, “cabecitas negras” o “fanáticos“, dejan caer algunos más.

Se trata, una vez más, de la enorme distancia que en torno a Maradona existe entre la “opinión pública” y la “opinión publicada”. La dificultad para encajar este recibimiento con el “clima de opinión” sólo es tal para quienes se mueven según estrategias de marketing personal o tal vez por intereses diferentes de los de informar y opinar.

Para la “gente” común no es algo tan difícil de entender: “Si ganábamos iban a venir todos, pero hay que alentar en las buenas y en las malas”, sintetizó uno de los presentes. No se trata de “celebrar” nada, sino de reconocer el esfuerzo de un grupo de personas encabezado por Maradona que, a pesar de críticas hirientes y también contra todo pronóstico, realizó el mejor Mundial desde 1990. Perdimos porque Alemania fue mejor y punto.  Como dijo Tévez, “no hay reproches, dejamos todo en la cancha”.

Los que preparan las palas para “enterrar” a Maradona (¡otra vez!), harían bien en detenerse a pensar qué habrá hecho esa persona para que, sin pedir nada a cambio, miles de personas se hayan molestado en ir a decirle gracias.


Anuncios

One Response to Lección popular de coherencia, que evidencia la mezquindad de los “especialistas”

  1. Xavier dice:

    Ahora más que nunca, Vamos Diego!!! Gracias Maradona!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: