Esta alegría también es para vos

Dos partidos, dos victorias. Cinco goles a favor, uno en contra. Aunque esto todavía no signifique nada (matemáticamente, la clasificación a la siguiente fase no está asegurada), la verdad es que el comienzo de la Selección de Argentina es mejor que los realizados en cinco de los últimos ocho mundiales.

Recordemos el saldo de los dos primeros encuentros de los siguientes mundiales:

1978: dos victorias, con cuatro goles favorables y dos en contra;

1982: un partido ganado y uno perdido, con cuatro goles a favor y dos en contra;

1986: un triunfo y un empate, también con cuatro goles a favor y dos en contra;

1990: un triunfo y una derrota, una vez más con cuatro goles a favor y dos en contra:

2002: un partido ganado y uno perdido, con apenas un gol propio y otro en contra.

En los mundiales de 1994, 1998 y 2006, la Selección también ganó los dos primeros partidos, pero con un saldo de goles a favor aún mejor que lo conseguido en Sudáfrica (un gol a favor más en 1994 y en 1998, con ninguno en contra en este último caso, y tres goles propios más en 2006).

Aún si Argentina perdiera su próximo encuentra con el equipo de Grecia, ya se habría realizado una mejor primera vuelta que en 1982, 1990 y 2002.

A pesar de lo anterior, la extraña incapacidad de disfrutar de los argentinos (tal vez por el gen tanguero que llevamos en la sangre) hace que en mucha gente la alegría no sea plena. En la inmensa mayoría de los casos, se trata de los que atacaron a Maradona hasta hace pocos días y ahora no quieren dar el brazo a torcer.

¿Cuál es el problema de decir “Maradona lo está haciendo mejor de lo que pensaba”? ¿Es que son tan egoístas que serían más felices si la Selección hubiera perdido? No creo.

Ayer, en varios foros, había gente que admitía que Maradona le “había tapado la boca” o que directamente pedía disculpas. A muchos les respondí aplaudiendo su franqueza, pero recordando el hecho de que la ola antimaradonista no surgió de la gente. Más allá de algún “Maradona fóbico”, esa ola provino de periodistas que intentaban sacar provecho personal de un eventual fracaso. Es decir, de una miserable estrategia de marketing que no dudó en manosear el sentimiento y la pasión futbolística de la gente. No nos engañemos: siguen al acecho buscando su oportunidad.

Admito que en mi caso, y el de los que estuvimos con Maradona y el equipo en todo momento, la alegría no puede ser mayor. Pero invito a todos los demás, a los que criticaron con buena fe, a los que tuvieron legítimas dudas, a los que en su descuido se dejaron llevar por los “contras interesados”, a que se sumen al festejo sin rodeos ni culpas. Maradona siempre dijo que lo que él quería era “dar una alegría a la gente”. La gente somos todos, aún los que no creyeron. No hay un Mundial todos los días. No seas bobo: es la hora disfrutar.

Anuncios

One Response to Esta alegría también es para vos

  1. Pedro dice:

    Felicito a la/s personas que escriben en este blog por la claridad de los conceptos aquí vertidos.
    Realmente es asqueroso ver y leer como ya se quieren ir sacando los trajes de lobos para hacerse los “amigos” y los que siempre estuvieron convencidos de las virtudes de este cuerpo técnico y de estos jugadores.
    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: