Unas líneas para los que dicen que Maradona es un mal entrenador

Hemos convivido durante años con el estribillo machacón de que Maradona fue un “buen jugador de fútbol, pero es una mala persona”. Ya me he referido a la falta de sustancia de ese slogan. Ahora, los fóbicos antimaradonistas se han renovado. La segunda parte de la desgastada sentencia fue levemente modificada para dejarla así: “Maradona fue un buen jugador de fútbol, pero es un mal entrenador” (seleccionador, director técnico, o como cada uno guste denominar ese rol).

Desde aquí quiero decir que Maradona no es un mal entrenador, ni menos aún el peor. Tampoco es el mejor. No me atrevería tampoco a afirmar que es un director técnico bueno, ni mediocre, ni regular. ¿Cómo se compatibiliza todo lo anterior? Reconociendo, simplemente, que Maradona NO es entrenador.

En efecto, no lo es desde un aspecto formal, pues es sabido que carece del título habilitante respectivo. Tampoco lo es desde un costado empírico: sus experiencias esporádicas en Racing Club de Avellandeda y Mandiyú de Corrientes no son suficientes para convertir a Maradona en director técnico desde lo práctico.

¿Qué es, entonces, Maradona? Un líder carismático, un devoto del fútbol, apasionado por la Selección Argentina. ¿Es ese el bagaje más adecuado para dirigir un equipo de fútbol? Admito que es algo discutible, pero aún en el caso de que la respuesta fuese negativa, no sería Maradona el culpable de que ocupe el cargo de seleccionador. En primer lugar, era obvio que Maradona aceptaría cualquier ofrecimiento para vincularse con la Selección. Además, nunca insinuó su disposición ni sus ganas para realizar la “carrera” convencional de los directores técnicos (obtener el título, ser ayudante de un entrenador, dirigir un equipo “chico”, pasar luego a uno “grande”, para terminar, en el mejor de los casos, en la Selección).

Es ilustrativa al respecto la edición de la revista El Gráfico de diciembre de 2008, en la que se celebraba la llegada de Maradona a la Selección bajo el título “El plan D”. En ese número, por ejemplo, se lee que “el tiempo del reencuentro llegó por fin” (página 4), se habla de un “Maradona lúcido, enchufado y seguro” (pág. 9 y posteriores), se recogen las opiniones favorables al nuevo proyecto de Cruyff (“tiene todas las condiciones”), Alex Ferguson (“Maradona inspirará a su selección como nadie”), Marcelo Lippi (“conseguirá el 101% del plantel”), etc. En ningún lado se encuentra cuestionamiento alguno sobre el método de trabajo (si se entrena de mañana o de tarde), el “sistema” de juego o el número de jugadores a convocar (al contrario, se aprueba la intención de contar con jugadores del medio local tanto como con los que juegan en el exterior).

El rol de Maradona es sintetizado en tres puntos en un recuadro de la página 14: “Qué espera la Selección de Diego”: i) liderazgo carismático; ii) la palabra justa en el momento indicado; iii) absorción de presiones. Por si quedara alguna duda de que Maradona no fue convocado por su carácter de técnico, en la misma edición hay un reportaje a Humberto Grondona (hijo de Julio, el presidente de la AFA), en la que afirma que “lo que falta es un técnico con título que se pueda sentar en el banco con él (por Maradona), que tenga experiencia de haber dirigido”.

En suma: Maradona no es entrenador, nunca dijo que lo fuera y los que le ofrecieron el cargo sabían que no lo era. Maradona, una vez más, no engañó a nadie. Ofreció lo único que tiene: sus ganas, su temperamento complejo y, sobre todo, su pasión incuestionable por la celeste y blanca. Como bien dice la revista, “la Selección ya está en manos del hombre que más hizo pos su camiseta, con la intención de reverdecer los laureles que se marchitaron desde su retiro de las canchas”. Y a mí me parece bien.

Anuncios

2 Responses to Unas líneas para los que dicen que Maradona es un mal entrenador

  1. Nico dice:

    Que buen articulo, estoy totalmende de acuerdo con vos.
    Ojala viera mucha gente esto, les cambiaria la manera de pensar, totalmente. Aguante Diego y ojala ganemos este mundial. Saludos.-

  2. eddie dice:

    muy bueno el artículo… te hicieron publicidad en marca.com… uno de los chatíos que comentó con respecto a la noticia de que Diego dijo que “nadie quiere jugar como el Inter”… pusieron tu blog y lo busqué…
    apoyo éste punto de vista, Diego no es entrenador, nunca estudió para eso y no tiene experiencia en eso… pero lo puede dar a la albiceleste algo que es tan importante como una buena dirección técnica: el deseo, las ganas, el empuje, el amor por la camiseta…

    así que aguante Diego y a por la copa…!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: