La “calidad moral” de la FIFA para juzgar a Maradona

En un congreso sobre periodismo deportivo recientemente celebrado en Colombia, el periodista venezolano Andrew Jennings, experto en el estudio de la FIFA, comparó la celeridad con que esa entidad actuó por las palabras de Maradona, con la inacción frente al caso del paraguayo Nicolás Leoz. El Sr. Leoz, presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol, habría cobrado dos supuestos sobornos por un total de 130.000 dólares. El hecho se llegó a los tribunales suizos (país en el que la FIFA tiene su sede)  en marzo de 2008 en el juicio por la quiebra de ISL, el ex agente comercial de la FIFA. A la entidad rectora del fútbol mundial la resultó suficiente un simple desmentido del Sr. Leoz para olvidar el tema.

El hecho está contado en el diario La Nación por el periodista Ezequiel Fernández Moores. Aunque reproduzco al final los dos primeros párrafos del artículo en cuestión, quien quiera leerlo en su totalidad puede hacerlo aquí (se abre una ventana nueva).

Lo dije en mi artículo anterior, en el que afirmé que la sanción contra Maradona era como mínimo discriminatoria, pero vale la pena repetirlo: quien se haya congratulado por el castigo se coloca a la altura de los juzgadores. Altura que es aún más baja de lo que creía.

Maradona, los medios y la FIFA
Por Ezequiel Fernández Moores para La Nación (fragmento)

18 de Noviembre de 2009

“Ay Diego Arrrmando Maradona”, dice el periodista de la radio de Medellín. Son las siete y diez de la mañana. Sí, ya a las siete de la mañana hay dos programas enteramente deportivos en las radios de Medellín. Se agregan al menos otros cinco al mediodía y cinco más a la noche. La sanción de la FIFA a Maradona por los insultos a los periodistas es tema obligado en todos ellos. Pero la prensa insultada tampoco sale airosa.

Se refleja en la apertura de un congreso sobre periodismo deportivo que inauguró este martes en Medellín la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI) creada y presidida por el escritor colombiano Gabriel García Márquez. Llegué a Medellín procedente de Maracay, Venezuela, donde el periodista Andrew Jennings, el máximo investigador de la FIFA, se ríe de la celeridad con la que FIFA procedió en contra de Maradona. Y lo contrasta con la inacción respecto de uno de sus hombres más importantes, el paraguayo Nicolás Leoz, nada menos que el presidente de la Conmebol, el número uno del fútbol sudamericano. Jennings muestra sobre una pantalla, ante unas 600 personas, documentos oficiales de la justicia suiza que señalan que Leoz habría cobrado dos supuestos sobornos de 130.000 dólares. Cien mil primero, el 20 de enero de 2000, y los 30.000 restantes el 4 de mayo de ese año. El escándalo explotó en los tribunales suizos en marzo de 2008 en el juicio por la quiebra de ISL, el ex agente comercial de la FIFA. Ya pasó más de un año y medio y a la FIFA le bastó un simple desmentido de Leoz para dar por enterrado el asunto. “Con Maradona sí que han actuado bastante más rápido”, ironiza Jennings. (…)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: