La sanción a Maradona es discriminatoria

Cada fin de semana, considerando sólo los encuentros de primera y segunda división, se juegan no menos de 500 partidos de fútbol profesional. En cada uno, dos jugadores de cada equipo son sometidos a controles anti doping. Es decir, unos 2.000 cada fin de semana. Desde el 25 de junio de 1994 ya han pasado más de 15 años y, por tanto, no menos de 1,2 millones de futbolistas profesionales pasaron controles anti doping desde entonces. De todos ellos, el único que fue, aún en el campo de jugo, tomado del brazo por una enfermera para llevarlo a donde se realizaría el control, fue Diego Maradona.Marado_94

Fue aquel 25 de junio de 1994, después de que Argentina, en Boston, ganara 2 a 1 a la selección de Nigeria por la Copa Mundial de EE.UU. Una muestra evidente de que, cuando se trata de Maradona, las normas de la FIFA pueden aplicarse con “flexibilidad”, pero no con equidad.

Han pasado los años, pero el trato discriminatorio que la FIFA brinda a Maradona no ha cambiado. Ayer mismo, la Comisión de Disciplina de la FIFA decidió castigar con una multa de CHF 25.000 y dos meses de suspensión a Maradona por sus declaraciones tras el partido en que la selección de Argentina le ganó a la de Uruguay el pasado 13 de octubre (el mundo sintetizó esas declaraciones en el “que la chupen, que la sigan chupando”).

No hay dudas de que aquel día Maradona fue grosero (él mismo se disculpó días después). Yo, personalmente, encuentro atenuantes, pero no quitan que la grosería y el trato descortés existieron. Dicho esto, ¿con qué autoridad la FIFA juzga una grosería? Se dice que son palabras en el marco de un partido internacional. Muy bien, pero ¿cuántas veces hemos escuchado groserías y descalificaciones de todo tipo que la misma FIFA, lógicamente, pasó por alto? (digo “lógicamente”, porque la FIFA debe hacer muchas cosas, pero no velar por los buenos modales). Pero, como hace 15 años, las “normas” de la FIFA adquieren un significado especial cuando se trata de Maradona.

En primer lugar, no me resulta claro que el ámbito de aplicación de ese Código, definido en su artículo 2, incluya las palabras de Maradona (transcribo el artículo al final). Más allá de eso, lo más grotesco del caso es que la sanción se impone por aplicación del artículo 57, que se incluye en la Sección 3, cuyo título es “Infracciones contra el honor y de naturaleza discriminatoria”.

De las infracciones que se contemplan en los artículso siguientes (todos transcritos al final), los dichos de Maradona no pueden encuadrarse como “discrminatorios”, ni como “amenazas”, ni como “coacción”, ni “falsificación de títulos”, ni “corrupción”, ni tampoco “dopaje”.

Que quede claro: la sanción a Maradona se aplica simplemente porque a la FIFA “le da la gana”, por “demagogia”, para congraciarse con el (mal llamado) periodismo y porque intentan darle “una lección”, a ver “si se calla de una vez”. Quien se alegre o se sienta reivindicado por esta sanción (discrimintoria como mínimo) se estará poniendo a la altura de los juzgadores.

Artículos del Código de Disciplina de la FIFA

Art. 2. La aplicación del presente código se extiende a todos los partidos y
competiciones organizados por la FIFA. Se aplica, asimismo, siempre
que se trate de actos atentatorios hacia ofi ciales de partido, así como
cuando se atente gravemente contra los objetivos estatutarios de
la FIFA, especialmente en los supuestos de falsedades en los títulos,
corrupción y dopaje. Asimismo, se aplicará en casos de violación contra
la reglamentación de la FIFA, siempre que la competencia para ello no
recaiga en otra instancia.

Sección 3: Infracciones contra el honor y de naturaleza discriminatoria

Artículo 57 Ofensas al honor y deportividad
El que a través de palabras o gestos injuriosos, o por cualquier otro
medio, ofenda el honor de una persona o contravenga a los principios
de la deportividad o la moral deportiva, podrá ser sancionado conforme
al art. 10 ss.

Artículo 58 Discriminación
1. a) El que mediante actos o palabras humille, discrimine o ultraje a una
persona o a un grupo de personas en razón de su raza, color de
piel, idioma, credo u origen de forma que atente contra la dignidad
humana será suspendido por un mínimo de cinco partidos. Además,
se prohibirá al infractor el acceso al estadio y se le impondrá una
multa en cuantía no inferior a CHF 20,000. Si el autor de la falta
fuera un ofi cial, el importe de dicha multa será de CHF 30,000 como
mínimo.
b) Si varias personas (oficiales y/o jugadores) del mismo club o asociación
cometen una de las infracciones mencionadas en el apartado
1, letra a) al mismo tiempo, o si se presentan otras circunstancias
agravantes, se podrá quitar, en el caso de una primera infracción,
tres puntos al equipo sancionado y, en el caso de reincidencia, seis
puntos; si se cometen más infracciones, se podrá decretar el descenso
obligatorio a una categoría inferior. En los partidos que no
se otorguen puntos, se podrá decretar la exclusión del equipo de la
competición.
2. a) Si los partidarios de un equipo cometen una de las infracciones
mencionadas en el apartado 1, letra a), se sancionará a la asociación
o al club afectado, sin que se le impute una conducta u omisión
culpable, con una multa en cuantía no inferior a CHF 30,000.
b) En el caso de infracciones graves, podrán imponerse sanciones
suplementarias, tales como la obligación de disputar un partido a
puerta cerrada, una derrota por 3 goles a cero, la sustracción de
puntos o la exclusión de la competición.
3. Se sancionará a los espectadores que comentan una de las infracciones
mencionadas en el apartado 1, letra a) de este artículo con una
prohibición de acceso al estadio de al menos dos años.

Sección 4: Infracciones que atentan contra la libertad
Artículo 59 Amenazas
El que pronuncie amenazas graves contra un ofi cial de partido, será
sancionado con multa en cuantía no inferior a CHF 3,000 y, además,
con suspensión. Como excepción a lo dispuesto en el art. 32, esta clase
de sanciones no puede combinarse con otras.


Artículo 60 Coacción

El que a través de actitudes violentas o de amenazas ejerza presión
sobre un ofi cial de partido o perturbe de cualquier otro modo su
libertad de hacer o no hacer, con el fi n de que adopte una decisión
determinada, será sancionado con una multa mínima de CHF 3,000
y una suspensión por un partido como mínimo. Como excepción a lo
dispuesto en el art. 32, esta clase de sanciones no puede combinarse
con otras.
Sección 5: Falsificación de títulos
Artículo 61
1. Quien, en el ámbito de cualquier actividad propia del fútbol, crease
o falsifi case un título, o hiciese uso de uno falso e hiciera constar
falsamente en él un hecho de alcance jurídico con el objeto de engañar,
será sancionado con una suspensión mínima de seis partidos.
2. Si el autor de los hechos fuera un ofi cial, se acordará su inhabilitación
para ejercer cualquier clase de actividad en el fútbol por tiempo de al
menos un año.
3. Asimismo, podrá imponérsele una multa en cuantía no inferior a
CHF 5,000.

Sección 6: Corrupción
Artículo 62
1. El que ofrezca, prometa u otorgue a un órgano de la FIFA, a un ofi cial
de partido, a un jugador o a cualquier ofi cial en general, benefi cios
ilegítimos para su persona o terceros, con el fi n de inducirles a violar la
reglamentación de la FIFA será sancionado con:
a) multa de CHF 10,000 como mínimo;
b) inhabilitación para ejercer cualquier actividad relacionada con el
fútbol;
c) una prohibición de acceso a estadios.
2. La corrupción pasiva (solicitar, hacerse prometer o aceptar aquella clase
de dádivas o benefi cios), conllevará idénticas sanciones a las previstas
en el punto anterior.
3. En supuestos especialmente graves o concurriendo reincidencia,
la sanción contenida en el apartado 1, letra b) podrá imponerse a
perpetuidad.
4. En todo caso, el órgano competente decretará el decomiso de las
cantidades o valores patrimoniales que hayan sido instrumento para
cometer la infracción. Tales valores serán destinados a los programas
de desarrollo del fútbol.
Sección 7: Dopaje
Artículo 63 Defi nición

El dopaje está prohibido. El dopaje y las violaciones de las normas
antidopaje se definen en el Reglamento Antidopaje de la FIFA y se
sancionan de acuerdo con este reglamento y el Código Disciplinario
de la FIFA.

Anuncios

2 Responses to La sanción a Maradona es discriminatoria

  1. illucio dice:

    si bien es cierto que la FIFA lo trató inusualmente aquel día de 1994, no quita que estuviera mal su proceder al decir lo que dijo después del partido contra Uruguay. A mi no me cayó mal, dado que la prensa me tiene cansado. Pero no estuvo bien. La pena puede haber sido exagerada, pero merecía una reprimenda. En cuanto a lo del señor Leoz, simplemente quiero decir que con esa mentalidad de “como no se castigó a uno, el otro tampoco debiera ser castigado” todo sería un desmadre. Cierto que no son comparables, lo de Maradona es mucho más leve. Pero no quita lo malo, ni lo disuelve. Se tiene que acostumbrar a entender que no está por encima del resto, por más que muchos se lo hagan creer. A Wesley Snipes lo encarcelaron y multaron por no pagar impuestos, bastante altos dicho sea de paso. Nadie salió a hablar de discriminación, por más que yo estoy a favor del actor también. Quebró la ley, y la ley te hace pagar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: