Alivio y felicidad

Admito que, a los que queremos a Maradona tal cual es (es decir, como se quiere a los amigos, con todas sus virtudes y sus defectos), lo que “nos pide el cuerpo” es buscar a cada uno de los “contras” (“Brutus”) para preguntarles: “¿y ahora qué me decís?”.

Pero no. No hay lugar para el rencor. Parafraseando a Diego, “a los que no creyeron, los sigo respetando igual, para mí no cambia absolutamente nada”.

1072683

Nosotros, los que nunca dejamos de creer, festejamos por partida doble. Primero, por la clasificación de Argentina. Pero, además, tenemos la satisfacción de ver nuestra lealtad recompensada (precisamente el motivo por el cual en algún “contra” resentido la felicidad hoy no es plena).

Ya sé. Varios van a seguir diciendo que “Argentina no jugó a nada” (esto es bastante cierto), que “la lista estaba mal armada” (olvidando la idea “bilardista” de la “polifuncionalidad”), que “no se puede entrenar a la tarde” (?), que “no se sabe cuál es el equipo titular”. Los mismos que hace poco admiraban a Paolo Maldini por haberse retirado a los 40 van a seguir criticando el haber llamado a Palermo, que va a cumplir 36 años. Ninguno va a destacar que Maradona “sentó” en el banco a Agüero, su yerno. Qué le vamos a hacer.

Pero, pregunto: ¿el objetivo no era estar en el Mundial? Listo, vamos a estar. Con Maradona como Director Técnico. Misión cumplida. Alivio y felicidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: